El bosque de Carlac (Val d'Aran)

El bosque de hayas de Carlac se encuentra en el valle del mismo nombre, en la parte noroccidental de la Val d'Aran junto a Bausen (Lleida), muy cercano a la frontera francesa de Pònt de Rei.


Inicio: Partiendo de la rotonda situada en la entrada en Vielha cojemos la carretera N-230 en dirección Bossòst - Pònt de Rei - Francia. Cuando hayamos pasado la población de Les, en el Km. 184,2 veremos un desvío a la izquierda que nos lleva a Bausen.

El recorrido forma parte de la variante 2 del GR-211 (Les-Bausen-Pontaut) pero iniciaremos la ruta en Bausen, pueblecito con sabor a montaña donde sus gentes destilan la amabilidad y hospitalidad que tanto se echa de menos a veces en las grandes ciudades.



ITINERARIO:

Para describir la ruta con más claridad, he segmentado el recorrido en cuatro partes:

A.- Bausen - Sant Roc

B.- Bosque de hayas.

C.- Coret de Pan

D.- Bòrdes - Bausen



Mapa:
Institut Cartogràfic de Catalunya







A.- Bausen - Sant Roc

Llegamos con los coches a la placeta del pueblo bajo la atenta mirada de un grupo de personas que parecían haberse concentrado para darnos la bienvenida, que de hecho nos la dieron, pero el motivo de tal reunión éra la recogida del pan y otras viandas que una furgoneta se encarga de llevar a la población.

Es una verdadera gozada charlar con los lugareños para aprender cosas que no figuran ni en los libros. Ellos son los verdaderos protagonistas de la historia de los pueblos y testigos de su evolución. Transmiten conocimientos que han ido perdurando en el tiempo y en el recuerdo a través de generación en generación.



Tras el ratito de charla tomamos el camino que bordea la parte alta de la Iglesia de Sant Pèir Ad Vincula (s. XVIII) y su cementerio adosado hasta llegar a una pequeña explanada donde un habita un tilo centenario y la ermita de Sant Roc, pero antes hemos de cruzar por una valla que delimita la zona de pastos

Saliendo del pueblo





A pocos metros, la valla y a la izquierda la ermita de S. Roc . Al fondo el tilo centenario




Entrando a la zona de pastos y abrevadero




Observando movimientos


Continuamos en dirección al paraje de Taishoères, lugar donde se encuentran instaladas las antenas de telecomunicaciones.



Desde aquí bajamos hacia un prado con vistas a Caneján. El Tuc de Comagrana (1.646 mts) al fondo.



Girando a la izquierda divisaremos un recinto con muros de piedras.



Es el cementerio civil de Bausen. Sólo hay una tumba



Bausen tiene dos cementerios, uno parroquial y otro civil. En este descansa Teresa.
Había leido bastante sobre la historia de esta mujer, pero esta vez la historia vino de la voz de un amable lugareño.
Lejos de recurrir al tono romántico que la literatura impregna a las historias de amor, nuestro tertuliano fue claro y conciso al explicar las razones de la existencia de este cementerio sin entrar en detalles sobre la relación idílica de los personajes.
Nos contó que a principios del siglo XX, dos jóvenes novios quisieron casarse. El cura, al ver que ambos tenian cierto parentesco se negó a ello por motivos eclesiásticos. Pero había una solución: pagar.
Si pagaban, el cura los podría casar religiosamente. Pero como no tenian el dinero exigido, la pareja decidió contraer matrimonio por la via civil (Nota.- nunca llegué a leer esto por ningún sitio, todo lo que hay escrito sobre este tema aseguraba que se fueron a vivir juntos, pero el simpático abuelete nos confirmó que se casaron por lo civil, e insistió en ello).
Pasó el tiempo y tuvieron 2 hijos; después de tener el segundo Teresa murió el dia 11 de Mayo de 1.916 a la edad de 33 años.
Como no estaban casados por la iglesia el cura no permitió que la enterraran en el cementerio parroquial, así que el Ayuntamiento junto con la ayuda de los vecinos construyeron un pequeño cementerio civil a las afueras del pueblo. Aquí le dieron sepultura.
Al tiempo de morir Teresa, su familia marchó a Francia. El marido murió con 90 y tanto años en Toulouse. Antes había manifestado su deseo de ser enterrado junto a su esposa, pero no fue posible por diversos motivos.
Sus hijos se casaron y tuvieron descendencia, ellos suelen venir a visitar la tumba de Teresa, a la que nunca le faltan flores frescas en la soledad del prado.

Desde la puerta del cementerio giramos hacia el Oeste en dirección al pueblo y tras remontar un repecho volvemos por el mismo sendero en busca de la pista principal situada a nuestra derecha.



La pared de piedras que nos acompañará durante un breve tramo del camino.


B.- Bosque de hayas
El muro rocoso deja paso a la ladera de la montaña. A nuestra derecha se adivina un precipicio importante. Vamos camino del hayedo.



Quien tenga vértigo que se arrime a la pared.
Desde este punto, girando hacia el Este, hay unas vistas tremendamente fantásticas de Canejan y el barranco de Torán.



Hace 154 años, en Abril de 1.855, Caneján fué arrasada por un terrible alud de nieve en el que murieron 56 personas. Tan terrible debió ser la avalancha que como ejemplo cabe mencionar la aparición de un cadáver meses depués del suceso, en pleno verano, a centenares de metros del lugar de origen.
Caneján a la izquierda y el Valle de Torán a su derecha.



Continuamos ascendiendo por suaves pendientes.



Entramos en zona umbría; el bosque está próximo y las primeras hayas aparecen mezcladas con verdes colonias de helechos. Parece que aquí el otoño no ha llegado todavia.



Primer manto de hojas.



Mientras unas hojas caen, a otros arbustos les llega su mejor momento.
Nadie mejor que la sabia Naturaleza para mantener el equilibrio de un ecosistema. Ha dotado al acebo con una capacidad de resistencia suficiente como para hacer frente a las más duras condiciones climáticas y permitir que sus frutos maduren en la época invernal, convirtiendose así en una rica fuente de alimento para los pájaros en una estación donde los recursos suelen escasear.
En Europa se considera una especie protegida por estar en peligro de extinción.



El musgo hace su aparición.



La alfombra de hojas marchitas se hace más densa.



Algunas se resisten a morir. El contraste entre las verdes hojas de las copas y el amarillo rojizo de las que yacen en el suelo produce una visión embriagadora.



El bosque de Carlac tiene un encanto especial, tanto es su encanto que las fabulosas hayas parecen incluso adoptar figuras propias de cuentos de hadas y duendes. Hay ejemplares que basta con contemplarlos durante unos segundos para que nuestra aletargada imaginación quede desatascada al instante. Las ramas más jóvenes parecen dar la bienvenida formando arcos sobre un suelo multicolor; las arrugas de los troncos más ancianos desprenden un penetrante aroma a misterio.



El bosque se ha conjurado para sumir al visitante en una atmósfera de mágicas sensaciones.



Belleza natural...



Arte natural...



Capricho natural...



Plasta natural,... digo el menda posando para la posteridad.



Los troncos sucumben por su propio peso, caen desgarrados invadiendo el camino para llamar la atención del viajero; se resisten a pasar desapercibidos. Quizás quieran ser escuchados y contemplados.



Nos aproximamos al Arriu Carlac por su vertiente Este, más tarde lo volveremos a cruzar por el Oeste antes de rodear el Coret de Pan.



El caudal es escaso en esta época. Se cruza con facilidad pisando por las piedras en un ejercicio de equilibrio.



Aunque siempre hay alguien que prefiere hacerlo a lo salvaje sin finuras. Luego así quedan, de barro hasta las rodillas.
Sí, mírate lo guapa que estás con calcetines negros!!



Se nota que el agua, aunque sea escasa, alimenta la vida.



Estamos casi a mitad del recorrido. Hasta ahora llevamos andado 3,2 kms en dos horas y media de marcha. A este ritmo se nos hará de noche y no quiero ni pensar en la cara que se le va a poner a mi querida prima como comience a oscurecer. Por mucho que le digamos que esto no es una maratón ella sigue metiendo caña, y nosotros tan felices caminando a 1,3 kms por hora. No me extrañaría nada que con tantas paradas y contemplaciones veamos ocultarse el sol por el Cap d'Estanhs.



Apretamos el paso sin saber lo que nos espera.....
Vista en relieve de la imagen anterior. El tramo de pista (marcado en azul) que parte del encuentro con el Arriu Carlac comienza a subir poniendo a prueba el estado de salud de nuestras piernas.



Desde allí arriba me llega algo parecido a gritos entre jadeos; creo entender que me están mandando recuerdos y piropos por no haberles avisado del desnivel. Ni me atrevo a acercarme para invitarles a unas barritas energéticas o a unas chuches.



Mirada atrás de la hermosa subida. Nuestras maltrechas rodillas empiezan a sufrir de lo lindo. Esto se pone cada vez más empinado.



¡Que no es pa tanto quejicas!, al fin y al cabo es solo una pendiente con un 33% de desnivel.
Eso no es ná!
(mis meniscos me están pidiendo el divorcio y mis rótulas el finiquito, qué dolor!)


En este punto el sendero da un brusco giro a la izquierda. Por las marcas rojas y blancas que encuentro en un hito me doy cuenta que la ruta deberíamos haberla hecho al revés, pero casi mejor haber empezado por donde lo hemos hecho.

Hay que hacer ejercicio, aupa!



Las majestuosas hayas siguen decorando el camino con impresionantes contorsiones.



Sus hojas adquieren una posición horizontal; esto les permite captar el máximo de rayos solares creando fabulosas zonas de umbría que impiden el desarrollo de otras especies arbustivas.



He aquí un ejemplo.



Hojas a contraluz.



Marcas del GR para no perdernos



El camino se suaviza antes de volver a cruzar el Arriu Carlac por la vertiente Oeste. Al fondo se aprecia el techo de una cabaña de pastores.



Está semiderruida. Desde luego las paredes no son de pladur.



Ummm..! extrañas huellas en el camino. Vimos algunas de jabalíes, pero esa manaza no me suena.
A alguien se le ocurrió sugerir un plantígrado uffff!



C.- Coret de Pan
Antes de llegar nos topamos con una espesa colonia de uno de los pobladores más antiguos de la tierra. Hace 300 millones de años, en el período Carbonífero de la Era Paleozoica, los bosques de helechos fueron los reyes del planeta.



En España se han llegado a censar 111 especies de helechos. No poseen semillas y se reproducen por esporas.



Llegamos a la cima de Coret de Pan (1.175 mts.). Las vistas son impresionantes.






Mirando al norte. A la izquierda el Pic de Sacauva (1.747 mts)



Mirando al Oeste.



Para los urbanitas como nosotros que vivimos rodeados de cemento y castigados por el ruido, envueltos en CO2 y otros pestilentes aromas, atrapados en una vertiginosa carrera contra el tiempo y desafiando continuamente a la velocidad del metro u autobús pa no perderlo y cargar con la decepcionante aceptación de que la cima más alta que puedes ver es el fabuloso edificio de 24 plantas que hay enfrente de ti... pues como que es un pecado no pararse a sentir los latidos de la Naturaleza en estado puro.

Cargando pilas.



Curiosas florecillas ponen una nota de color entre el otoñal pigmento ocre.



Nuestra querida Gris alertada por el eco de la berrea. Los ciervos braman en la lejanía.



Habitante de las solanas.



Habitante de los cielos.



Caminante de las montañas.



Comienza el descenso rumbo a Bausen.



Un serbal dels caçadors que encontramos en el camino. Se le llama así porque los cazadores usaban el fruto de este árbol como cebo para atraer a los pájaros.



D.- Bòrdes - Bausen
El reflejo de los tejados de las Bòrdes de Sacrotz y de Cap des Camps nos avisan que la ruta está llegando a su fín. Al fondo la Serra de Vacanera.



Una perfecta combinación: rocas orientadas al Norte, líquenes, musgos y ... otra florecita como la de antes.



Y otra más. Mirémosla de cerca.

Es un Còlquic del Pirineus, llamada tambien merendera y quitameriendas porque florece a finales de septiembre indicando que se acabó el buen tiempo de merendolas en el campo y el inicio del descenso del ganado de las montañas. Nos avisa de que pronto llegarán los fríos, las heladas y las nieves.


Aquí una prima hermana de la merendera, es otra quitameriendas pero también se la conoce como despachapastores, azafrán bastardo y...
mataperros !!

Su verdadero nombre es Colchicum autumnale.
Es una planta extremadamente tóxica de efectos terribles en las células del organismo debido a la colchicina que contiene. Sin embargo, esta sustancia tratada en laboratorios produce fármacos de amplios usos, como tratamiento de la gota, artritis, fiebre mediterranea y en enfermedades autoinmunes.
Más vale disfrutar de su belleza y dejarlas donde están.


El sendero se transforma ahora en una pista apta para vehículos todoterreno. Al fondo el Tuc de Neres (2.247 mts) y detrás el Montlude (2.517 mts).



Abajo nos espera el resto del grupo.




Un cerezo con síntomas otoñales.



Llegamos a las primeras casas de Bausen.



Según el último dato del Institut d'Estadística de Catalunya i el Centre d'Estudis Demogràfics, Bausen tenía en el 2.008 una población de 60 habitantes, de los cuales sólo 4 éran menores de 14 años.

Algunas instantáneas del pueblo.



Marcas del GR en una esquina.









El punto y final lo ponemos en la Tauerna Era Pajareta.


En honor a la verdad tengo que decir que estas dos personas derrocharon cordialidad y amabilidad.



Es un punto de encuentro con un marcado ambiente familiar. Guardamos muy buen recuerdo de la gente que conocimos. Fijo que algún dia nos volveremos a ver.




Resumen del itinerario:
Distancia recorrida: 7 kms.
Duración: 5hrs 30' en nuestro caso (o sea, a paso caracol), pero se puede hacer en 2 hrs. y media
Dificultad: Sencilla (algún tramo con fuerte pendiente pero no mata)
Fecha: Final de Septiembre del 2.009
Track GPX:
GPS: Garmin Legend HCX
Cartografía: Val d'Aran, escala 1:40.000 Editoral Alpina
Agradecimientos: Al foro de Infojardín por ayudarme a identificar la merendera. Al mecánico de la Michelín de Viella por repararme con urgencia dos pinchazos de una tacada y a la gente que conocimos en Bausen.

Perfil de la ruta:


No olvides consultar la meteorología antes de salir a patear:

Nos vemos por las montañas!!
12 Responses
  1. Hola somos los dos chicos de la tauerna Era Pajareta, nos ha gustado mucho el blog, esta muy currado. Para la proxima vez que vengais, ya hos tenemos preparada otra ruta, ok?? Bueno, saludos desde Bausen, ya les enseñaremos las fotos a los del pueblo que les gustan mucho. Saludos!!


  2. JCSC Says:

    FELICIDADES MIGUEL!!!!!, ameno, instructivo muy documentado y muy buenas fotos, seguro que a los habitantes de ese entrañable pueblo les habéis dejado el mejor de los recuerdos.

    Un besote Artista.
    JCSC


  3. Anónimo Says:

    Hola Mikan que tal chato, jajajaja
    Eres genial, estoy ahora mismo observando tu gran obra obra junto a mi querida, amable e incansable esposa. Y realmente nos hemos quedao pasmaos, haces un gran trabajo el cual nos satisface tanto que quedamos llenos de orgullo al ver lo que mi primo con ¡dos cojo***s jajajaja! es capaz de hacer. Sigue asi y no cambies.

    Un abrazo,
    @rtista

    P.D.
    Todavia sigo sin sentir las piernas jajajajaj del palizon que nos metimos pero fué genial, nos lo pasamos schapó y con la gran suerte de que nuestros hijos Elena y Javi nos acompañaron en esta maravillosa excursión.
    UN SALUDO


  4. Mayte Says:

    Hola!
    Ante todo, agradecerte tu visita a mis blogs.
    Me he pasado por el tuyo, a curiosear, y me he llevado una grata sorpresa al encontrarme un blog tan currado e interesante.
    A partir de ya, te seguiré leyendo.

    Un fuerte abrazo!


  5. nudels Says:

    Hola:

    Sólo para felicitarte por el reportaje, bien documentado y con bonita fotografía, ese bosque es impresionante además dejas amigos en Bausén, y la huella en el camino uffff

    1saludo,


  6. Anónimo Says:

    Habitante de Bausén: Realmente lo único que los turistas hacen es fastidiar el entorno, dejar mierda en los caminos, por la gente del Bar que son tan simpáticos, creo que se lo curran de forma interesada, .............................
    no vengais más no nos hace falta!


  7. mikan Says:

    Hola, anónimo habitante de Bausén.
    Ante todo te doy la bienvenida y agradezco mucho tu visita y participación en los comentarios de mi blog.

    También quería pedirte disculpas por haber tenido que moderar parte de tu comentario, lo siento de veras. Espero que comprendas que este no es el lugar más adecuado para verter acusaciones contra otras personas, tengas o no tengas razón, y menos aún si son vecinos tuyos.

    Por otro lado te diré que tienes razón en cuanto a que mucha gente deja resíduos por los caminos, sea de forma consciente o por olvido o por despiste; esto ocurre en todos sitios, incluso en las ciudades. También te diré que en esta ruta por el Bosque de Carlac no encontramos ningún resíduo, y por lo que a nosotros respecta puedes estar tranquilo porque por recojer recojemos hasta los depósitos de nuestra mascota.

    No se si dentro del colectivo de turistas que mencionas y cuya presencia rechazas también nos has incluido a nosotros. De ser así y por la parte que nos toca debo decirte que seguiremos visitando las montañas de la Vall d'Aran siempre que podamos escaparnos aunque no seamos bienvenidos por sus habitantes. Entre otras muchas razones porque mi esposa nació y se crió cerca de Bausén, en pleno corazón del Valle de Arán.

    Espero y deseo que no te molestes por mi comentario, y reitero mi agradecimiento por tu visita.

    Un saludo
    MIquel ANgel


  8. Eduardo Says:

    Que ruta más chula, algo corta para mi gusto, pero bien merece la pena, este mes de Junio iremos por la zona, así que la anoto.

    Un saludo

    Eduardo


  9. mikan Says:

    Hola Eduardo, bienvenido!! :-)

    Sí, coincido contigo en que la ruta es algo cortita, pero es ideal para una mañanera y así tener el resto del dia libre para visitar algún pueblo del Valle.
    El bosque de hayas y Coret de Pan están preciosos en el mes de Junio, las formaciones de helechos son impresionantes en esta época. Vais a disfrutar de lo lindo!.

    Un saludo y gracias por tu visita :-)
    Mikel


  10. Mª del Mar Says:

    Hola Mikel

    Una ruta preciosa y unas fotos espectaculares... me han encantado!!! Creo que iré a principios de septiembre y tu ruta me la apunto ;-) Gracias por compartirla!!!

    Saludos

    Mª del Mar

    PD. Tienes el track en wikiloc??


  11. LUGA Says:

    Hola Mikan.
    Primero, felicitarte por el blog. A finales de este mes de julio iré al valle da Arán y, tras conocer este hermoso bosque por tu página, hemos decidido realizar el recorrido. En el sur de España no existen los bosques de hayas y estamos deseando hacer este itinerario.
    Por cierto, en una de las fotografías que mustras aparece un "espino majuelo" al que, por confusión, nombras como serbal de los cazadores.
    Saludos y gracias.
    Luga


  12. Eduardo Says:

    Hola Mikel,

    Al final la hicimos en Agosto y nos gusto mucho, a paso caracol que es como a mi mujer le gusta 2:30 h, Saludos